atardecer en las calles de Trinidad en Cuba

Termina la serie de la ruta por Cuba con la última etapa que me queda por contar: Cienfuegos y Trinidad en Cuba. Estas dos ciudades son el punto de partida a la Cuba oriental, a la Cuba más colonial. Esa otra Cuba a dejé pendiente de conocer para mi próxima visita a la isla. Bien, hablemos de Trinidad y Cienfuegos.

En este post hablo de...

Trinidad en Cuba: Ruta por Cuba

Tras un día entero de viaje, desde Viñales, llegué a Trinidad. Es una de las ciudades más coloniales de la isla. Todo color y música. La música me la perdí, por el tema del luto por Fidel, pero pude disfrutar mucho de la ciudad, que es una maravilla, sobre todo al atardecer.

Vista de Trinidad en Cuba

Recuerdo un buen rato de charla y limonada (todo sin alcohol en época de luto), con unos jóvenes emprendedores, estudiantes de la Universidad de Santa Clara en El Mago café underground vintage. Lo cual destaca mucho en una ciudad anclada en el pasado, como Trinidad.

Bar Café El Mago en Trinidad en Cuba

Paseo al atardecer

Recorrer las calles de Trinidad en Cuba es obligatorio para estas ciudades. Sus calles son empedradas, peatonales y con edificios de mil colores. La Plaza Mayor reúne todas las calles que llegan hasta ella en un recinto precioso, que transporta a uno a otra época.  En forma de parque decimonónico, uno recorre esos jardines, respirando un cálido aire que agrada a cualquiera.

calles de Trinidad en Cuba al atardecer

Otro punto imprescindible es la torre del campanario de San Francisco. Desde lo alto, se ve toda la ciudad y la inmensidad de la verde naturaleza que la rodea: el Valle de los Ingenios.

No hay que olvidar pasear por las calles un poco más alejadas del centro. No es por turismo sino por toma de conciencia. Yo ahí vi pobreza de verdad.

vista del valle de los ingenios desde trinidad en cuba

Playa Ancón en Trinidad

Desde la oficina de turismo de la pequeña ciudad, hay buses matutinos para hacer diferentes excursiones. Incluido el que va a Playa Ancón. Una visita por la mañana a esta playa, que tampoco es que sea nada extraordinario, es suficiente. A medio día, uno está de vuelta en la ciudad, listo para comer y descubrirla. Sol y Son fue nuestra elección. Es un buen lugar donde degustar los platos cubanos de referencia. No olvides reservar primero.

comida cubana en Son y Sol Trinidad

Cienfuegos, la perla colonial de Cuba

En bus, a escasa una hora de Trinidad, se encuentra Cienfuegos. Se nota que fue una ciudad señorial, francesa y con dinero -en otra época-. El Teatro y los grandes edificios y viviendas, lo atestiguan.

Cienfuegos, Cuba

La ciudad de Cienfuegos

La vida fluye en Cienfuegos en torno a un par de grandes avenidas y a la Parque José Martí. Rodeado de impresionantes edificios, destaca el teatro Tomas Terry. Se puede visitar. Es un teatro del Siglo XIX en muy buen estado de conservación. Junto con el de Santa Clara, son los mejor conservados del país. El Palacio de Gobierno es el otro gran edificio en torno al parque junto a la Catedral de la Purísima Concepción.

Parque José Martí en Cienfuegos Cuba

De camino al malecón se pueden ver grandes casas, por no decir mansiones. Y otro atardecer más: imprescindible verlo desde el Muelle Real. Sin duda, esta es una ciudad en la que perderse paseando, por todo el paseo marítimo hasta Punta Gorda.

atardecer en el Muelle Real de Cienfuegos en Cuba

Excursión a El Nicho desde Cienfuegos

Llegamos una mañana temprano a Cienfuegos, procedentes de Trinidad. Era pronto y tras pasar por nuestro alojamiento, el cual estaba genial: Raulito, fuimos a la agencia de viajes del Paseo del Prado (Cubatur). Justo conseguimos un coche que nos llevó hasta El Nicho, parando por el camino y explicándonos ciertos puntos. El Nicho es un parque natural, con cascadas de agua donde refrescarse.

Parque Natural de El Nicho en Cuba

A la salida, pedimos a nuestro conductor ir a un lugar auténtico y nos llevó a una especie de venta (Paladar) en pleno parque natural, donde degustamos las delicias de la comida cubana. Recomiendo esta excursión, que lleva solo medio día si se planea bien. Así, por la tarde hay tiempo de ver bien la ciudad de Cienfuegos.

paladar Las Yaguas en el parque natural el nicho Cuba